ageless-cosmetiqo-buena-alimentacion

La buena alimentacion te ayudara a lucir mas joven

¿Tu dieta te envejece?

Estrategias simples para mantenerte joven por dentro y por fuera.

ageless-cosmetiqo-buena-alimentacion

Sí, lo que pones en tu plato puede estar afectando lo que ves en tu espejo, pero ¿cómo?

“Comidas de baja calidad, grasas trans, causan inflamación – y el envejecimiento es básicamente un estado inflamatorio crónico”, dice Timothy Harlan, MD. Es profesor asistente de Medicina en la Escuela de Medicina de la Universidad de Tulane. “¿Puedes lucir más viejo porque comes basura? Absolutamente”.

Por ejemplo, comer mucho azúcar y carbohidratos procesados (como pastas, pan y comidas asadas) pueden llevar a un daño en el colágeno de la piel, el cual pone a la piel elástica y arrugada, dice Andrea Giancoli, MPH, RD. Ella es consultora de políticas nutritivas para el Centro Californiano de Defensa de la Salud Pública.

Es más, estas cosas inflamatorias llamadas AGEs (productos de glicación avanzada) ponen tu salud al límite. Están atadas a enfermedades como las cardíacas y la diabetes, dice ella.

Otras comidas, como frutas y vegetales, son buenos para la piel. Aquí es donde deberías focalizarte y saber más.

Comidas a Limitar

1. Patatas fritas. Cualquier cosa profundamente freída en aceite puede añadir inflamación al cuerpo. Evita especialmente grasas trans, que pueden incrementar el colesterol malo y disminuir el bueno. Revisa las etiquetas en productos horneados y galletas saladas, y evita “aceite parcialmente hidrogenado” y “manteca vegetal”.

2. Rosquillas y pasteles. Están hechos con azúcar, enlazado a la inflamación. Producen esos generadores de arrugas de los que Giancoti habla.

3. Perros calientes, tocino, y pepperoni. Las carnes procesadas son usualmente altas en grasas saturadas y contienen nitratos. Todas pueden llevar a inflamación.

4. Carnes grasosas. La clave de las carnes es mantenerlas magras. Los cortes de lomo tienden a ser más desgrasados. Busca carne picada que sea de un 95% desgrasada. Pechuga de pavo o de pollo es una buena opción.

5. Alcohol. Beber moderadamente puede ser bueno para el corazón, pero sobrepasar los límites puede revolucionar el proceso de envejecimiento. “Moderado” significa un trago por día para la mujer (como 5 onzas de vino o 12 de cerveza) y dos para el hombre.

Comidas a tener en cuenta

Ir por una dieta de estilo mediterráneo, dice Harlan. Los vegetales, las frotas, los granos, lácteos bajos en grasas, y proteínas magras pueden ayudar a luchar contra la inflamación y mantenerte luciendo bien, dice.

Comer comidas que están más cerca de su estado natural, dice Giancoli. Por ejemplo, en vez de una compota de manzana, que sea una manzana fresca entera.

Aquí una lista de de cinco comidas, que son grandes ejemplos de lo que hay que comer:

1. Lechuga romana. Alta en vitaminas A y C, lo cual frena la inflamación. También brócoli, espinaca, rúcula, berros, escarola y endivias.

2. Tomates. Ricas en nutrientes llamados licopenos. También la sandía, el pomelo, guayabas, espárragos y repollo colorado.

3. Salmón. Es alto en omega-3, que enfrenta la inflamación. El atún es otra gran opción.

4. Lentejas y judías. Son buenas fuentes de proteína y están cargadas con nutrientes y fibras. Prueba habichuelas negras, guisantes, limas, judías pintas, garbanzos y alubias cannellini.

“Tu piel está esencialmente hecha de proteína, y pues si no obtienes suficiente proteína saludable en tu dieta, tu piel lo reflejará”. Dice Giancoli. “Junto al pescado, las judías son una gran fuente de proteína”.

5. Avena. Granos enteros como la avena, pan de trigo y pastas, arroz negro, y quinoa ayudan contra la inflamación. “Estas también poseen vitamina B, como tiamina y riboflavina, que son importantes para la piel.” Dice Giancoli. SI no consumes lo suficiente, puede traer erupciones y desmenuzar la piel”, nos informa.

Ten una dieta variada y que se vuelva un hábito. “Si no consumes suficiente buen alimento, no serás capaz de producir células nuevas para la piel como deberías”, dice Giancoli.

Artículo original por Gina Shaw, WebMD Feature. Revisado por Brunilda Nazario, MD.