Protector Solar

Cómo elegir tu protector solar

Protector Solar
Como regla general, cuanto más alto es el número del SPF, más protección provee

Los protectores solares están hechos en un amplio rango de SPF, o factores. Como regla general, cuanto más alto es el número del SPF, más protección provee. Para conseguir una buena protección, elige uno con SPF de al menos 15. Si tu piel es clara – tipos I a III – deberás ir por un SPF de 30 a 50. 

Cuando compres protector solar, escoge uno que esté etiquetado como de amplio espectro porque te ayudará tanto con la protección de rayos UVA como de UVB. Revisa la etiqueta del protector solar para conocer sus ingredientes de amplio espectro como los listados en la lista debajo. Ejemplos de Ingredientes de Amplio Espectro: Avobenzona.

Algunos protectores están etiquetados como resistentes al agua. Estos productos incluso funcionan en una piscina o con agua de mar o transpiración. Pero resistente al agua no significa a prueba de agua. La resistencia al agua del protector solar necesita ser reaplicada, así que deberás leer en la etiqueta acerca de sus tiempos de reaplicación.

Cómo se utiliza:

Como regla, aplicar un protector SPF 15 unos treinta minutos antes de salir para que el producto pueda ser absorbido por la piel y proporcionar el máximo beneficio. Deberías aplicarte protector solar todos los días, incluso cuando está nublado.

Apica una cantidad liberal de protector solar por toda tu cara (evitando los ojos y la boca) y el cuerpo, teniendo extra cuidado de cubrir frecuentemente lugares olvidados:

  • • Oídos
  • • Nariz
  • • Labios
  • • Nuca
  • • Planta de los pies
  • • Cuero cabelludo
  • • Areas de la cabeza expuestas por calvicie.

Un adulto medio o un niño necesita al menos una onza de protector solar, alrededor de una copa de shot, para cubrir enteramente el cuerpo de la cabeza a los pies.

Consulta a un doctor antes de aplicar protector solar a niños menores de 6 meses de edad.

Revisa la etiqueta y reapilca el protector de acuerdo a las instrucciones. Los protectores solares usualmente necesitan ser reaplicados al menos cada dos horas.